fbpx
Volver

Cubrir sin problemas el requerimiento de magnesio

El magnesio es un mineral clave para la vida que debe ingerirse a diario. Es muy importante que se consuma lo suficiente, porque el magnesio participa de más de 300 procesos importantes en el cuerpo humano. Dado que el cuerpo no puede producir este mineral por sí mismo, debe ingerirse con los alimentos.

La dosis correcta

Según del sexo, la edad y el esfuerzo físico, se necesitan entre 300 mg y 400 mg de magnesio. Una mujer adulta saludable debería consumir 300 mg de magnesio al día, mientras que un hombre adulto saludable necesita entre 350 mg y 400 mg al día. No siempre es fácil captar la cantidad diaria recomendada –en un caso así puede ser razonable completar mediante un suplemento de magnesio–. Los deportistas, las personas que sufren de estrés, los adolescentes, las embarazadas y los diabéticos tienen un requerimiento particularmente elevado de magnesio. En estos casos, es especialmente importante que se ingiera una cantidad suficiente de magnesio.

Dividir la ingesta de los preparados de magnesio

En ocasiones, la ingesta de preparados de magnesio viene acompañada de un ablandamiento de las heces o de diarrea. En dichos casos será de ayuda, en primer lugar, reducir la dosis y luego ir aumentándola lentamente. Una alternativa es distribuir la ingesta en varias porciones pequeñas durante el día.

Mejor momento para la ingesta

El horario de ingesta del magnesio no está condicionado por los momentos del día ni por las comidas y puede elegirse libremente. Aquellas personas que sufran de calambres nocturnos en las pantorrillas deberán consumir magnesio preferiblemente por las noches antes de irse a dormir. Aquellos que suelan tomar medicamentos (por ej. hormonas tiroideas) u otros minerales (como por ej. Calcio) por la mañana deberían asimismo tomar el magnesio por la noche. Los deportistas prefieren ingerir el magnesio luego de practicar deporte para respaldar la regeneración del cuerpo.

¿Sobredosificación de magnesio?

No existe normalmente riesgo de sobredosificación de magnesio (=hipermagnesemia) en personas saludables. El cuerpo excreta el exceso de magnesio a través de la orina. Las heces blandas o la diarrea pueden ser señales de que la dosis es demasiado alta.

En personas con un funcionamiento renal limitado, el riesgo de una sobredosificación de magnesio es más alto. En este caso, el magnesio sobrante no puede excretarse completamente mediante la orina.
Molestias como por ejemplo heces blandas, diarrea, náuseas, vómitos o trastornos en la percepción pueden producirse en consecuencia. Es por esto que, en caso de una sobredosificación de magnesio durante un período prolongado de tiempo, un funcionamiento renal limitado y/u otros indicios de hipermagnesemia, usted deberá consultar sí o sí a un médico.

En resumen: El magnesio es un mineral clave para la vida que el cuerpo debe recibir regularmente (a través de la alimentación). Siempre que se dosifique e ingiera correctamente, el magnesio también puede complementarse con suplementos dietarios sin problemas.